top of page
  • Keyskills Consulting

Doctor, ¿qué es lo que tengo?


“No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho” - Aristóteles


Al igual que la medicina lo es para la salud, la consultoría es la mejor herramienta que se puede implementar en una empresa para conseguir asesoramiento profesional y promover soluciones enfocadas a aumentar la productividad y competitividad aprovechando al máximo los recursos disponibles.


“Lo importante no es lo que miras, sino lo que ves” Henry David Thoreau

Muchas veces se ha considerado un gasto innecesario, al ser el costo la mayor desventaja. Cada día la consultoría estratégica cobra mayor importancia, por lo que debe ser vista más como una inversión a corto plazo para la empresa, con el fin de llevar un mejor control sobre la operación, así como de la capacidad de gestión.


Etapas de una consultoría de éxito


Para realizar una consultoría con éxito es necesario seguir los siguientes pasos:

  • Definición de objetivos: Identificar los puntos fuertes y débiles en las distintas áreas de la empresa nos ayudará a detectar las oportunidades de mejora y a partir de ahí crear la estrategia, plan de trabajo y soluciones a implementar.

  • Análisis y diagnóstico: Una vez hecho el diagnóstico, tanto interno como externo, se contará con la información necesaria para conocer las áreas en donde se enfocarán las tácticas.

  • Definición de estrategia: Cada empresa es única, tan distintos pueden ser los problemas existentes que tal es la diversidad de soluciones que se pueden aplicar. Lo importante es crear una estrategia personalizada al modelo de cada empresa y a los recursos existentes.

  • Priorización: Es imprescindible que exista compenetración máxima entre los directivos de la empresa y los consultores para poder identificar las áreas más cruciales donde centrar esfuerzos y comenzar a actuar de forma inmediata.

  • Fijar metas y medir los resultados: Analizar los resultados ayuda a evaluar la consecución de las metas fijadas, identificar los problemas lo antes posible nos permitirá hacer ajustes e implementar cambios en la estrategia marcada de manera inmediata y eficiente.


Aun así, siguen existiendo reticencias ya que una consultoría no solo pone sobre la mesa las oportunidades y fortalezas, sino que también muestra las debilidades y amenazas, y duele pensar que alguien que recibe información, y la analiza … se percate de cosas que hasta resultan evidentes. Sin embargo, es precisamente el hecho de ver a la empresa de forma externa, sin ningún tipo de vinculación sentimental a ella, su estructura, procesos, productos, empleados, etc. lo que permite este análisis totalmente objetivo.


Dicho esto y para los más escépticos, aquí mostramos otras ventajas de contar con un consultor externo dentro del equipo:

  • Rapidez, efectividad y centrados en las soluciones. Al ser proyectos cerrados limitados en el tiempo, los consultores quieren que sus propuestas sean efectivas y se focalizan en la consecución de los objetivos acordados.

  • Resolver conflictos internos. Conflictos hay de todo tipo, en todo tipo de empresas, más aún en empresas familiares, pero a un consultor externo le resulta más sencillo detectar este tipo de conflictos, ponerlos sobre la mesa y proponer distintas soluciones, actuando como un nexo de unión entre ambas partes con el fin de lograr el entendimiento.

  • Contacto con el mundo exterior. Cuando nos centramos tanto en nuestra empresa, muchas veces no vemos más a allá y la visión integral de un consultor externo, que está acostumbrado a distintos modelos de negocio, mercados y equipos de trabajo, pone a nuestro alcance propuestas, métodos, técnicas, soluciones que facilita el actualizarnos rápidamente

  • Formación aplicada a tu negocio. Todo el equipo se podrá actualizar y recibirá formación especialmente enfocada al negocio y de una forma práctica, ahorrando mucho tiempo tanto a la empresa como a los empleados.

  • Trabajar fuera de la “zona de confort”. A todas las empresas les pasa, y más incluso si la cuenta de resultados está saneada, se acomodan y continúan con su día a día, les asusta probar cosas nuevas o implementar ideas que les ronda desde hace tiempo pero que no saben cómo hacerlo.

  • Actualizarte sobre lo último en negocio, marketing, herramientas, tecnología aplicada a la empresa, etc. Para ser competitivo hoy en día, es necesario adaptar la empresa a las nuevas tecnologías y en concreto a internet, que ha cambiado no solo la forma de comunicarnos internamente sino con los clientes, afectando al concepto de venta (ecommerce) y al marketing (rrss).

  • Descubrir nuevas oportunidades de crecimiento. Un consultor externo tendrá también un montón de experiencia como para proponerte nuevas líneas de producto, canales de venta o sinergias, múltiples ideas de crecimiento para tu negocio.



La consultoría es un servicio que pone en las manos de las empresas, la experiencia y conocimientos de profesionales. Se trata de aprovecharlo al máximo, explorar todo lo que quieras durante un tiempo determinado. Todos entendemos que lo lógico para nuestra salud si detectamos un problema es ir al médico... Entonces, ¿porque no cuidamos igual la salud de nuestros negocios?


Si crees que tu empresa ganaría enteros con una consultoría estratégica de primer nivel, en Keyskills Consulting estaremos encantados de ayudarte y ponernos manos a la obra. En un corto espacio de tiempo podrás comprobar los resultados.


Como siempre, esperamos que este post os sea de utilidad. Hasta la próxima semana!


 

www.consulting.keyskills.es

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page